viernes, 14 de mayo de 2010

La Verdad Sobre El Origen

-- Ouch!, eso dolió --
-- Lo sé hijo, lo sé, pero ya te lo he dicho, no es bueno que el hombre esté solo! --
-- Sí, pero.. ¿una costilla? --
-- ¿Acaso la hubieses preferido de barro? --
-- No, padre, está bien, me la aguanto...pero...dime...¿y yo, de donde salí entonces? --
-- No todos soportan el dolor, algunos se rebelan ante él -- Dijo el Padre con un gesto de resignación y la mirada perdida en el abismo de fuego a sus pies.

Y yo ahora que sé la verdad, me explico muchas cosas.

1 comentario:

HistoriasUrbanas dijo...

Hola, me parece perfecto!
Y profundo.